Rusia permanece a bordo de la ISS hasta 2028

Los funcionarios de Roscosmos han confirmado que Rusia permanecerá a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) hasta 2028

La partida de Rusia de la Estación Espacial Internacional (ISS) ya no es inminente, ya que el Kremlin permanece a bordo hasta 2028. El año pasado, poco después de que Rusia invadiera Ucrania, los funcionarios de Roscosmos afirmaron que dejarían la asociación de la ISS después de 2024. El proyecto también implicaba la construcción de su propia base en órbita terrestre baja.

Reversión rusa

La vaga fecha de abandono del proyecto insinuaba lo que sucedió: Rusia permanece a bordo de la ISS por unos años más. Y eso es exactamente lo que ocurrirá, “Rusia ha confirmado que apoyará las operaciones continuas de la estación hasta 2028”, escribieron funcionarios de la NASA (ref.).

Los otros principales socios de la ISS, las agencias espaciales de Europa, Canadá y Japón, se han comprometido a quedarse hasta 2030. Junto con la NASA, estas agencias mantendrán el laboratorio en órbita en funcionamiento hasta el final previsto de su vida operativa. Los socios de la ISS comenzaron a construir el laboratorio en órbita en 1998. La estación ha estado ocupada continuamente por equipos rotativos de astronautas desde noviembre de 2000..

Durante esto tiempo, 266 personas de 20 países diferentes han visitado la ISS y realizado más de 3.300 experimentos en sus únicas condiciones de microgravedad. “Ahora, en su tercera década de operación, la estación está en la década en la que puede maximizar el retorno científico. Los resultados están llegando, nuevos beneficios se están materializando, y la investigación innovadora se basa en trabajos anteriores“.

La futura estación orbital

Aunque la ISS todavía contiene una cantidad significativa de vida, la NASA ya está preparándose para pasar el testigo en la órbita terrestre baja (LEO). La agencia está financiando el desarrollo de múltiples conceptos de estaciones espaciales privadas, con la esperanza de que al menos una de ellas esté activa y funcional antes de que la ISS encuentre su fin en una reentrada ardiente en la atmósfera terrestre.

Una presencia sostenida con tripulación en LEO a largo plazo es la clave para la búsqueda de la humanidad de extender su huella en la Luna y Marte. Los puestos avanzados comerciales en LEO no solo nos permitirán seguir aprendiendo cómo la gravedad cero afecta al cuerpo, sino que también contribuirán a estimular una economía orbital que puede impulsar la expansión en el espacio profundo.

Subscribe
Notify of
guest
0 Commenti
Inline Feedbacks
View all comments